Arancini de mozzarella y jamón serrano

Fácil 20 minutos 4
Arancini de mozzarella y jamón serrano
Media de votos

Los arancini o arancine son una receta típica de la cocina italiana, más concretamente de la zona de Sicilia que suelen servirse como aperitivos o entrantes. Su nombre proviene de la forma típica y el color que tienen estas bolas de arroz a las que se añade azafrán, ya que recuerdan a una naranja o arancia en italiano y el término arancini significa naranja pequeña.
Son una especie de “croquetas” hechas a base de arroz que pueden contener diferentes rellenos según la zona geográfica en la que se preparen o según el gusto del cocinero. En esta ocasión os enseñaremos como preparar unos deliciosos arancini de mozzarella y jamón serrano, aunque también son muy comunes los rellenos de salsa boloñesa o de diferentes verduras.

Ingredientes

Para la cubierta de arroz

  • 350 gramos arroz arborio o alguna otra variedad para risotto
  • 1 litro caldo de pollo
  • 3 cucharadas mantequilla
  • 1/2 cucharadita hebras de azafrán o colorante alimentario
  • 2 yemas huevo
  • 75 gramos queso parmesano rallado
  • Al gusto sal
  • Al gusto pimienta negra molida

Para el relleno

  • 100 gramos jamón serrano (una loncha gruesa)
  • 100 gramos queso mozzarella fresco

Para rebozar

  • Lo necesario harina
  • 2 o 3 huevos
  • Lo necesario pan rallado

Instrucciones

  1. Primero debemos preparar un risotto. Para ello calentamos en una olla el caldo con el azafrán. Luego ponemos 2 cucharadas de mantequilla en una sartén de fondo grueso y salteamos el arroz unos 2 o 3 minutos removiendo con una cuchara de madera. Añadimos un cucharón de caldo al arroz y lo dejamos evaporar poco a poco, removiendo constantemente. Repetimos esta operación cucharón por cucharón hasta que el arroz esté en su punto.
  2. Una vez que el arroz esté en su punto, añadimos el resto de la mantequilla y salpimentamos. Lo apartamos del fuego y lo dejamos templar. Luego añadimos la yema de huevo y el queso parmesano, removiendo hasta que quede bien mezclado y lo dejamos enfriar.
  3. Preparamos el relleno de nuestras arancini. Para ello cortamos el queso mozzarella y el jamón serrano en daditos pequeños y lo mezclamos en un bol. Si queréis también se pueden usar otros rellenos, como salsa boloñesa o una salsita espesa de atún con tomate. Echarle imaginación, solo hay que tener en cuenta que debe ser un relleno mas bien espeso para que no se derrame de las bolas.
  4. Una vez que el arroz esté frío y se pueda manipular a mano, nos humedecemos las manos con agua y formamos bolas más o menos del tamaño de un limón, introduciendo en el centro de las mismas un poco del relleno que hemos preparado. Sellamos las bolas, añadiendo algo más de arroz si fuera necesario para que no se salga el relleno. Apretamos las bolas con las manos para que queden compactas y uniformes.
  5. Luego las rebozamos con harina, huevo batido y pan rallado y las freímos en abundante aceite bien caliente, hasta que queden doraditas. Las dejamos escurrir el exceso de aceite en un plato con papel absorvente y listo. Las servimos al momento, aunque frías también están muy ricas. La forma tradicional de comerlas es con las manos, a bocados.

Notas de la receta

Serviremos nuestras arancini templadas y, si queremos, acompañadas de alguna salsa para mojar como puede ser una salsa de tomate casera, por ejemplo.

En esta ocasión hemos hecho un relleno de jamón serrano y mozzarella, pero podéis probar a rellenarlas con salsa boloñesa, una salsita espesa de atún con tomate o una mezcla de verduritas de vuestro agrado. Solo hay que tener en cuenta que el relleno debe ser más bien espeso para que no se salga al freír las bolas.

 

Leave a Reply