Berlinesas de dulce de leche

Fácil 20 minutos 4
Berlinesas de dulce de leche
4 (80%) 1 vote

Os proponemos una receta fácil y rápida que os endulzará el día, se trata de unas berlinesas de dulce de leche que están tan deliciosas que volarán del plato.

Las berlinesas son un dulce de origen alemán muy consumido en toda Europa y que, a través de las migraciones de población, se ha hecho muy popular en toda América Latina, donde se ha ido haciendo un hueco en la cocina propia de muchos países y se le han dado diferentes nombres como “bolas de fraile”, “berlín” o “bombas”, entre otros. En España se las conoce con el nombre de “cristinas”
y son un producto muy popular de venta en las pastelerías, donde se suelen hacer más o menos del tamaño de un pomelo y rellenas de crema pastelera o nata, aunque también es muy común encontrarlas en su versión más pequeña, que sería del tamaño aproximado de un limón.

Su preparación es muy sencilla y lleva pocos ingredientes, los cuales se mezclan para conformar una masa que se separa en porciones para freírla y posteriormente rellenarla con nata, crema pastelera, dulce de leche, mermelada o crema de chocolate y finalmente se espolvorean con azúcar.

Ingredientes

  • 30 gramos levadura prensada
  • 220 mililitros leche (templada)
  • 500 gramos harina de fuerza (se usa para hacer pan y no lleva levadura añadida)
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas esencia de vainilla
  • 1/3 cucharadita sal
  • 140 gramos mantequilla (a temperatura ambiente)
  • Lo necesario aceite de girasol (para freír)
  • 60 gramos azúcar glass
  • 1 bote dulce de leche

Para el relleno podéis elegir entre:

  • Crema pastelera (mirar la receta en esta web, sección postres)
  • Nata montada
  • Chocolate para rellenar pastelería o tipo nutella
  • Dulce de leche

Instrucciones

  1. Deshacer la levadura con las manos y colocarla en un bol pequeño, añadir una pizca del azúcar, una pizca de la harina, un poco de leche templada y mezclar bien. Tapar con papel film y dejar fermentar unos 15 minutos.
  2. Poner en un bol grande la harina y hacer un hueco en el centro (el famoso volcán). En el centro añadir los huevos, el azúcar, la leche templada, la esencia de vainilla, una pizca de sal y el fermento de levadura que hemos preparado antes. Remover con una cuchara de palo hasta que se mezclen los ingredientes y luego continuar amasando a mano.
  3. Sacar de la fuente a una superficie plana y amasar durante unos minutos. Ir añadiendo poco a poco la mantequilla (debe estar a temperatura ambiente) hasta que la masa quede compacta pero no dura, añadir más leche o harina si lo pide la masa y amarsar durante 5 minutos más. Dejar reposar tapada y en un lugar cálido y húmedo durante 1 hora, hasta que doble su volumen. Un pequeño truco es ponerla en una bandeja apropiada y meterla en el horno a 40° con un vaso de agua junto a ella.
  4. Luego se vuelve a amasar un poco y se van cogiendo porciones de unos 40 grs aprox, a las que daremos forma de de bolitas. Luego se disponen con suficiente espacio entre sí, en una placa de horno que habremos cubierto con papel parafinado o, si no tenemos, sirve también enharinada y se dejan de nuevo a reposo tapadas, para que actúe la levadura.
  5. Cuando estén dobladas de volumen, freir poco a poco en aceite a unos 170ºC unos dos minutos por cada lado. Escurrir bien sobre papel absorvente y rebozar en azúcar (lo más fácil es en una bolsa de las de zip con azúcar, la cierras y la agitas un poco) o espolvorear con azúcar glass con la ayuda de un colador (eso sí, el azúcar glass es mejor echarlo cuando estén frías).
  6. Dejar enfriar, hacer un corte y rellenar con crema pastelera, nata montada, dulce de leche, chocolate…

 

Leave a Reply