Alcachofas con jamón y piñones

Fácil 15 minutos 2
Alcachofas con jamón y piñones
Media de votos

Las alcachofas con jamón son un plato muy conocido y extendido a lo largo de todo el territorio español y también fuera de el, ya que resultan deliciosas y muy nutritivas.
Anímate a probar esta estupenda receta a base de alcachofas, un alimento con un extraordinario aporte de fibra, minerales (calcio, potasio, sodio y otros), vitaminas (B1,B3 y C) y la capacidad de reducir los niveles de colesterol en sangre, así como de limitar la absorción del mismo en el intestino.
Además, esta preparación también aporta una cantidad considerable de proteínas procedentes de los piñones y se realiza con unos niveles mínimos de grasas, lo que la hace ideal para aquellas personas que desean cuidar su alimentación o que estén siguiendo alguna dieta para bajar de peso.

Ingredientes

  • 12 alcachofas frescas o un bote grande de alcachofas en conserva
  • 150 gramos jamón serrano en daditos pequeños
  • 2 dientes ajo
  • 2 cucharadas piñones
  • Al gusto aceite de oliva
  • Al gusto sal

Instrucciones

  1. Si usamos alcachofas frescas para hacer este delicioso salteado: les cortamos la parte superior, la inferior por la base del tallo y las partimos por la mitad. Las cocemos en un cazo con agua abundante, dos cucharadas de aceite de oliva, sal y el zumo de un limón. Cuando las alcachofas estén al dente, se retiran de la cazuela y se reserva un poco del caldo de cocción.
  2. Si usamos alcachofas en conserva, solo tenemos que partirlas a la mitad y reservar el líquido de conserva.
  3. Ponemos unas gotitas de aceite de oliva en una sartén a fuego bajo y tostamos ligeramente los piñones. Esto nos tomará un par de minutos y debemos hacerlo removiendo constantemente.
  4. Cortamos el ajo en láminas muy finas y lo ponemos en una sartén a fuego medio/bajo con un chorrito de aceite de oliva, en cuanto empiece a dorar incorporamos las mitades de alcachofa, subimos a fuego medio/alto y las salteamos durante unos 5 minutos hasta que cojan un poco de color por ambos lados.
  5. Durante este proceso, vamos añadiendo cucharadas del caldo de cocción o del líquido de conserva y dejamos reducir, entonces volvemos a incorporar otra cucharada y seguimos el proceso hasta pasados los 5 minutos, de esta forma conseguiremos que las alcachofas queden jugosas y que el ajo no se nos queme.
  6. Una vez doradas las alcachofas, añadimos los daditos de jamón, los piñones tostados, medio vaso del caldo de cocción o del líquido de conserva y tapamos la sartén durante un par de minutos. Destapamos y dejamos que reduzca casi todo el líquido.
  7. Servimos al momento.

Notas de la receta

Este salteado debe consumirse al momento y mientras permanece caliente para poder apreciar bien todos los sabores que lo conforman.

El tiempo total de preparación de esta receta varía considerablemente dependiendo de si usamos alcachofas frescas o en conserva. Cada una tiene sus ventajas: con las frescas podrás disfrutar de un sabor más natural, mientras que con las envasadas te ahorrarás el tiempo de limpieza y cocción.

Leave a Reply