Ensalada estilo oriental con aderezo agridulce

Fácil 30 minutos 2
Ensalada estilo oriental con aderezo agridulce
5 (100%) 1 vote

Para hoy os proponemos una ensalada de lo más original y creativa que estamos seguros de que os va a llamar mucho la atención por los ingredientes que utilizaremos, por su presentación y sobre todo por su exquisita combinación de sabores. Se trata de una riquísima ensalada estilo oriental con aderezo agridulce, una creación divertida y sorprendente a la par que deliciosa que nos recuerda a los sabores propios de oriente sin salir de la comodidad de nuestra cocina. Además de su estupendo sabor y colorido, esta ensalada es muy nutritiva y saludable, ya que contiene un nivel mínimo de grasas y nos aporta muchas proteínas, vitaminas y fibras vegetales.

Para la ensalada

  • 10 hojas lechuga
  • 2 hojas repollo
  • 1 paquete sopa instantánea estilo asiátic (pasta ramen)
  • 5 cucharadas almendras laminadas
  • 1 zanahoria mediana
  • 2 pechugas pollo medianas
  • 2 mandarinas
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • Al gusto sal
  • Al gusto pimienta

Para el aderezo agridulce

  • 2 cucharadas vinagre de arroz
  • 1/4 taza mayonesa
  • 3 cucharadas miel
  • 1/2 cucharada aceite de sésamo (o la misma cantidad de semillas de sésamo)
  • 1 cucharadita mostaza de dijón

Preparación del aderezo

  1. Primero haremos el aderezo agridulce para que repose y los sabores de todos los ingredientes se mezclen bien. En un cuenco pequeño mezclamos bien todos los ingredientes hasta que queden completamente integrados, reservamos.
  2. Si usáis semillas de sésamo en vez de aceite de sésamo, primero tendréis que tostarlas. Para ello basta con pasarlas unos segundos en una sartén a fuego medio/bajo removiendo constantemente.

Preparación de la ensalada

  1. Vamos con la ensalada. Primero salpimentamos al gusto las pechugas de pollo enteras y las hacemos a la plancha. Luego las cortamos en rodajas más bien finas y las volvemos a pasar por la plancha unos segundos para que cojan algo de color por todas sus caras.
  2. Abrimos el paquete de sopa instantánea estilo asiático y guardamos los sobrecitos saborizantes para otra ocasión, ya que para esta receta solo necesitamos la pasta. Rompemos la pasta con las manos hasta que nos queden trocitos pequeños y la salteamos en una sartén a fuego medio/bajo con una cucharada de aceite de oliva hasta que quede ligeramente tostada. Es importante removerla continuamente para que todos los trocitos se tuesten por igual, de lo contrario, unos trozos se quemarán y otros no se harán. Una vez lista, la pasamos a un plato y reservamos.
  3. En la misma sartén tostamos ahora las almendras laminadas. El procedimiento es el mismo: a fuego medio/bajo, sin parar de remover y controlando el color, ya que se queman enseguida. Una vez que las almendras tomen un color ligeramente dorado, las ponemos en el plato junto con la pasta y reservamos.
  4. Pelamos las mandarinas y las separamos en gajos (procurad que sean sin semillas, si tienen alguna, hay que quitarla). Reservamos.
  5. Lavamos la lechuga, la secamos bien y la cortamos en tiras pequeñas. Lavamos y secamos el repollo y lo cortamos en juliana fina. Lavamos y pelamos la zanahoria y la rallamos. Ponemos todo esto en un bol, agregamos la mitad del aderezo y mezclamos bien.
  6. En el momento de servir, y teniendo en cuenta que esta receta es para dos raciones, pondremos en cada plato la mitad de cada ingrediente en el siguiente orden: primero la mezcla de lechuga, repollo y zanahoria aderezada, encima los gajos de mandarina, después las almendras y la pasta oriental tostadas y para acabar, el pollo a la plancha. Servimos con el resto del aderezo en una salsera aparte para que cada comensal lo utilice a su gusto.

Leave a Reply