Breve historia de los helados

Fácil
Breve historia de los helados
Media de votos

Los helados son un postre frío que se consume en todo el mundo y endulza el paladar de niños y no tan niños desde hace miles de años, hoy he querido compartir con todos vosotros esta breve historia de los helados para que os hagáis una idea de la travesía que ha traído a este maravilloso invento hasta nuestros días.

Helados de diferentes sabores

Aunque suene extraño, se sabe que los primeros “helados”, aunque en un formato muy primitivo, fueron consumidos en Asia hacia el año 4.000 a.C. En aquel entonces, se hacía una especie de pasta de arroz hervido en leche especiada que se envolvía en nieve para solidificarla, lo que permitía transportarlo para consumirlo durante las expediciones de caza, y que, además de saciar la sed, era un alimento bastante completo y cargado de calorías gracias a su contenido en leche y cereales.

También sabemos que en Oriente Medio y en la zona del Mediterráneo durante la época del Imperio Romano era muy común entre los nobles consumir frutas y miel enfriadas o incluso mezcladas con nieve, lo que se parecería bastante a los polos que conocemos y consumimos hoy en día.

Heladera antigua

La aparición de los helados cremosos a base de leche, aunque no eran tal como los conocemos hoy en día, data del siglo XV y se sitúa en Italia, más concretamente en Florencia, en el seno de la familia Médici. Fue Catalina de Médici quien llevó la receta familiar a la corte francesa al casarse con Enrique II de Francia, desde donde dicha preparación se fue extendiendo entre las distintas cortes de la nobleza y las familias más acaudaladas, primero hacia Inglaterra, luego por toda Europa y de ahí hacia al resto del mundo.

Heladera de cobre

Con el paso de los años la receta original fue evolucionando de la mano de los avances culinarios y tecnológicos que iban surgiendo y se fue popularizando su consumo entre la población mundial. Pero no fue hasta mucho tiempo después, a principios del siglo XX cuando los helados empezaron a comercializarse acompañados de una especie de ” masa de galleta” u “oblea delgada” con forma cónica que hoy conocemos con el nombre de cono o cucurucho.

Conos de helado y familia-degustando-helados-en-New-York a principios del siglo-XX

Los helados han tenido un papel curioso en la historia y una de las anécdotas más destacables es su presencia hacia el año 1.943 en las bases militares que el Ejército de los Estados Unidos tenía en el Pacífico Sur durante la Segunda Guerra Mundial. Donde se repartieron unas 61.000 toneladas de helado deshidratado entre los soldados para combatir el calor, alimentarlos y ayudarles a mantener la moral alta, ya que en muchas ocasiones las lesiones que sufrían les impedían comer alimentos sólidos y los helados supusieron una importante fuente de calorías.

Piloto-comiendo-helado-al-volver-de-una-misión-y-soldados-de-la-Marina-de-los-Estados-Unidos-esperando-por-su-porción-de-helado-ambas-durante-la-Segunda-Guerra-Mundial

Hoy en día existen muchas clases diferentes de helados con preparaciones que pueden o no incluir leche, zumo de frutas, agua, frutas enteras y otros ingredientes sólidos, saborizantes naturales o artificiales, agentes estabilizantes, colorantes, etc. Pero su esencia y función siguen siendo las mismas que hace varios milenios: nos refrescan, nos alimentan y nos alegran el día.

Leave a Reply