Alfajores de maicena con dulce de leche

Fácil 30 minutos 4
Alfajores de maicena con dulce de leche
Media de votos

Los alfajores de maicena son un postre muy típico en Sudamérica, más concretamente en Argentina, Chile y Uruguay, aunque su consumo y elaboración se ha extendido y variando a lo largo de todo el continente. Pero su verdadero origen se sitúa en la provincia de Andalucía (España), donde eran muy comunes ya antes del descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, quien ya en sus primeros viajes llevaba entre los cargamentos de la bodega de sus barcos grandes cantidades de este dulce, que en aquel entonces formaba parte de la dieta de los marineros y los soldados de las tropas españolas.
La preparación de este delicioso postre ha ido variando con el paso de los siglos hasta dar como resultado una gran variedad de versiones muy diferenciadas entre sí, entre ellas las más conocidas en todo el mundo son la originaria de España, que se elabora haciendo una mezcla a base de miel, almendras, pan molido y especias que se colocan entre dos obleas; y la receta típica de Argentina, que se hace con dos galletas de maicena unidas entre sí por dulce de leche, mermelada, chocolate u otros dulces de consistencia similar, que luego se cubren de chocolate, coco rallado o azúcar glass, entre otros.
En esta ocasión os proponemos una receta muy sencilla para preparar los alfajores de maicena rellenos de dulce de leche y cubiertos de coco rallado, los más clásicos y también los más apreciados en Argentina y gran parte de Sudamérica.

Ingredientes

  • 50 gramos manteca vegetal a temperatura ambiente
  • 50 gramos azúcar
  • 200 gramos maicena
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 100 gramos harina de repostería
  • 1 cucharadita polvo para hornear Royal
  • 1 bote grande dulce de leche
  • 100 gramos coco rallado

Instrucciones

  1. Precalentamos el horno a 200ºC. Vamos a empezar batiendo en un bol amplio la manteca junto con el azúcar hasta que se forme una especie de crema.
  2. Agregar los huevos, uno a uno, batiendo bien después de cada incorporación. Luego añadir la esencia de vainilla.
  3. Incorporar entonces la maicena, la harina, el polvo para hornear y batir un poco. Luego amasar con las manos solo el tiempo justo para mezclar todo bien.
  4. Hacer una bola con la masa, dejarla en el bol y cubrirlo con papel film, luego dejar reposar en la nevera durante 1 hora.
  5. Una vez cumplido el tiempo de reposo, enharinamos muy ligeramente una superficie plana y estiramos la masa con ayuda de un rodillo hasta que tenga un grosor uniforme de 1cm aproximadamente. Utilizando un cortapastas, recortar círculos de unos 6 cm de diámetro más o menos.
  6. Preparamos una bandeja de horno cubriéndola con papel vegetal y disponemos los círculos de masa dejando un espacio entre ellos, ya que crecerán un poco.
  7. Horneamos de 8 a 10 minutos en la parte central del horno controlando el color que tomen las galletas hacia el final de la cocción, no deben coger un color tostado para que no se sequen en exceso. Recordad que a este tipo de masa se le llama «masa quebrada» porque una vez horneada es muy delicada y si se pasa de cocción será muy difícil de manipular sin que se rompa.
  8. Dejamos enfriar las galletas antes del montaje final. Luego cogemos una galleta, untamos la parte plana con un poco de dulce de leche y colocamos otra galletita encima. Para terminar, pasamos los bordes por coco rallado para que éste se pegue al dulce de leche y listo.

Notas de receta

Con estas cantidades os saldrán alrededor de 20 alfajores.

Leave a Reply